Glimmerati (81)

Estándar

Conduce con tu N-Gage y lucha por estar en el club más selecto

glimmerati01¿Quieres unirte al club más selecto del mundo, donde el dinero, el glamour y las carreras de coches sean parte de tu vida cotidiana? ¿Quieres ser uno de los elegidos? Entonces no dudes y entra en “Glimmerati”. Descubrirás un mundo vetado a los simples mortales.

Cuando a principios del 2005 Nokia anunció el desarrollo de un nuevo juego que se centraba en el mundo de las carreras, los usuarios de N-Gage estaban convencidos que el nuevo producto seguiría la estela marcada por Gameloft con su “Asphalt Urban GT”. En el momento en el cual la empresa finlandesa, de la mano de Bugbear Entertaintment, presentó en el E3 de ese año las primeras imágenes del juego, las dudas se disiparon. Aún así, nuevas preguntas aparecieron entorno a “Glimmerati” que el tiempo supo responder.

Hace unos meses “Glimmerati” desembarcó en el mercado español convirtiéndose en el juego más vendido de la portátil de Nokia. Asimismo, continuó en el top ten de la lista oficial de aDeSe (Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento) durante los dos siguientes meses. ¿En qué se basó su éxito?.

Jugabilidad

Glimmerati es el nombre del club de carreras más selecto de Europa. A sus socios ricos y afamados jóvenes les une la misma pasión: la velocidad. Tras un golpe del destino, nos convertimos en el único heredero de nuestro difunto tío. Pero pronto descubriremos que la riqueza no nos otorga un lugar en la alta sociedad. En uno de nuestros viajes a Milán nos topamos con Maxwell McCain, presidente de Glimmerati, quien nos ofrece la oportunidad de nuestra vida: unirnos al club. Pero el camino no será sencillo. Además de saber pilotar, deberemos demostrar que somos capaces de vivir a todo lujo, rodeado de supermodelos, estrellas del pop y la flor y nata de la jet set.

glimmerati03Tras entrar en Glimmerati, Maxwell McCain nos dará una tarjeta de club en la que registraremos nuestros progresos a la largo del juego. En ella, se incluirán nuestros mejores tiempos de carrera y de vuelta, los registros diarios y las recompensas obtenidas en el modo historia. Aunque existen más tipos de juego, en éste participaremos en los torneos del Club Glimmerati. Las carreras nos llevarán a diferentes puntos de la geografía Europea; desde Mónaco a París, pasando por Los Alpes suizos, entre otros. Cada localización es diferente y exigirá la máxima precisión y concentración a la hora de ponernos al volante de nuestro deportivo. Tendremos la obligación de quedar entre los tres primeros si queremos seguir siendo parte de Glimmerati. En función de nuestra pericia a la hora de finalizar las carreras obtendremos un número variable de puntos de carrera en el que se incluirá un porcentaje del estado de nuestro vehículo. Todos ellos se transformarán en puntos de fama, ayudándonos a subir en la jerarquía del club.

Básicamente, todo el planteamiento del juego se centra en ganar las carreras que disputemos. La mayoría de las ocasiones tendremos que participar en el campeonato Glimmerati, donde deberemos luchar contra los demás integrantes del club, entre los que nos encontraremos al propio presidente de la sociedad, su mujer Nicole, la hija de papá Penélope Ashcroft, el rapero B Dome, el actor y productor de cintas de acción Klaus Staumacher, el cantante de Pop Jay Pearce y el rico heredero y mujeriego Christos Popoulos. Pero aunque cada uno tenga su propia personalidad (representada de forma muy sarcástica) y estilo de conducción, en el asfalto se convertirán en enemigos, los cuales, no nos dejarán ni un momento de respiro a la hora de buscar la bandera a cuadros.

Fuera de las pistas, sin embargo, el trato con nosotros será exquisito, totalmente diferente a como se comportan agarrados al cuero de sus respectivos coches. Reconocen que la fama es una situación efímera y por ello nuestros compañeros ricachones, intentarán estar en todas las salsas, asistiendo a fiestas glamurosas, cócteles explosivos, veladas de ensueño y siempre asistidos con la mejor compañía posible; y si son supermodelos, mejor que mejor. Al ir demostrando prueba tras prueba nuestra validez para ser un integrante más del club, nuestros nuevos compañeros nos pedirán diferentes favores, ganándonos de ese modo su confianza. Asimismo, fortaleceremos nuestro estatus social y la posición dentro de la jet set.

Durante éstas misiones alternativas del modo historia, tendremos diferentes objetivos, como llevar a una fiesta a B Dome, despistar a la prensa, recoger una supermodelo o ser chofer del autobús del equipo suizo de hockey femenino. Eso si, para realizar correctamente el cometido siempre tendremos que hacer lo mismo: llegar lo antes posible al destino en cuestión. Lo más atractivo de este apartado es la posibilidad de conducir otro tipo de vehículos, como limusinas, autobuses, lanchas fuera-bordas, o camionetas. Al no estar delimitado el mapa para estas misiones tendremos que hacer uso del botón nueve de nuestra consola portátil. De esa forma veremos el plano de la ciudad europea donde nos encontraremos varios indicadores. El de color rojo nos marcará nuestra posición y el verde el destino. Aunque estas misiones parecen relativamente fáciles, estarán limitadas en cuanto a tiempo de realización, dejándonos poco margen de maniobra.

Contaremos con ocho tipos de deportivos a nuestra disposición De todos modos, no dispondremos de esta cantidad al comienzo de la partida, sino que habrá que ir desbloqueándolos poco a poco. Para ello, tenemos que ser capaces de superar los desafíos personales que nos lanzarán los otros integrantes de Glimmerati. Si les vencemos, adquiriremos sus respectivos bólidos que más tarde podremos elegir a la hora de competir en las pruebas. Cada uno tendrá sus propias características, divididas en tres secciones: aceleración, velocidad y manejo. Cuantos más puntos tenga cada una de esas propiedades mayor será la virtud del coche a la hora de afrontar una nueva prueba.

De todas maneras, los aspectos técnicos no tendrán ninguna relevancia en “Glimmerati”, ya que será el estilo de conducción el que marcará la pauta del juego, es decir: las características de los coches no serán decisivas a la hora de acabar en los primeros puestos del ranking. El único requisito indispensable a la hora de jugar es conocerse los circuitos al dedillo para adelantarse a los giros peligrosos de cada carrera. Un control impecable del pedal acelerador y el conocimiento del trazado son las dos únicas bazas para conseguir la victoria hasta con el coche menos potente. Pero si lo que queremos es arrasar en la pista, sólo deberemos recortar terreno apurando hasta la extenuación mientras hacemos uso de los pocos atajos que presenta el mapa.

Ganar en las carreras, aunque es relativamente sencillo, no es un camino de rosas. Nuestros contrincantes pondrán toda la carne en el asador para que no consigamos llegar a la meta antes que ellos. Utilizarán todo tipo de artimañas poniendo a prueba nuestros reflejos y el aguante físico de nuestro deportivo. Éste se nos marcará en la parte inferior de la pantalla, el cual, marcado de verde, irá disminuyendo según vayamos abollando el coche. Cuando esa barra se vacíe totalmente quedaremos fuera de la carrera. Del mismo modo, también dispondremos de un Nitro que dará al coche la potencia suficiente como para dejar a los rivales comiendo nuestra goma de neumático. Eso sí, habrá que esperar un tiempo para volver a hacer uso hacer uso de ello.

Aunque el modo historia es el más completo de los tipos de juego, también tenemos la posibilidad de participar en otras modalidades como son Carrera Rápida, en la que correremos contra siete contrincantes controlados por N-Gage, en cualquier pista desbloqueada en el modo anteriormente citado. Si queremos ser los más rápidos en cada circuito nos podemos entrenar en el modo Contrareloj perfeccionando nuestras habilidades de conducción, sin rivales que nos distraigan.

glimmerati02

Pero lo más atractivo del juego, llega una vez más, de la mano del modo Multijugador. Si utilizamos la tecnología inalámbrica Bluetooth, podremos participar hasta cuatro jugadores siempre que uno de ellos haga de anfitrión. Imagínate poder demostrar a tus amigos que no tienes rival dentro de la pista. Pero si esto te parece poco, Nokia te permite mediante N-Gage Arena descargarte tu propia tarjeta del club Glimmerati, almacenar la de otros jugadores e intentar batir sus records personales. Si eres los suficientemente bueno, entrarás en el registro de la fama que se publica en N-Gage Arena.

Gráficos

“Glimmerati” es un juego atípico en los tiempos que corren. Uno de los aspectos más curiosos del aspecto visual del juego es el retorno a la vista cenital. Lo que a primera vista podría ser un inconveniente, se convierte, dentro de la maquina Nokia N-Gage, en una profunda revisión de género. Bugbear vuelve a los orígenes del entretenimiento bebiendo directamente del juego de PC “Ignition” (1997, Unique Development Studios).

Aún así, antes de llegar a ver esa revisión, nos encontraremos con las ya míticas animaciones a las que estamos acostumbrados los usuarios de N-Gage, y que tan de moda han puesto juegos como “High Sieze” o la saga “Pathway to Glory”. Éste tipo de recursos, aunque puedan comenzar a cansar, son visualmente atractivos, dotando a “Glimmerati” de mayor dinamismo en el transcurso de la historia principal. De todos modos, al ponernos al volante de nuestros deportivos, las animaciones dejarán paso a la vista cenital, característica principal del juego. Aunque en un principio puede hacerse raro a la hora del manejo, tras varias vueltas no habremos hecho totalmente con el sistema.

glimmerati04Una pequeña pega que hemos encontrado es el flojo modelado de los coches, ya que prácticamente no se diferencian entre sí. Simplemente tienen un color diferente al nuestro. De todas formas, es destacable el modelado del trazado de cada ciudad con muchísimos detalles, dotando de una profundidad pasmosa al circuito. A ello le podemos sumar los tipos de accidentes de terreno al que los neumáticos de nuestro coche se agarrarán, así como las luces de las farolas que, aunque nos alumbran el trazado, en ocasiones pueden perjudicar nuestra visión. Y es que la mayoría de los carreras se llevan a cabo durante la noche, exceptuando Los Alpes. De esa forma, los desarrolladores de la empresa finlandesa pudieron ocultar bajo las sombras algunos errores gráficos. De todos modos, sólo en unos pocos casos nos daremos cuenta de errores de cliping. Eso sí, Bugbear Entertainment podía haberse esforzado un poco más a la hora de conseguir la sensación de velocidad, algo de lo que peca este título de N-Gage.

Música & Sonido

En el apartado musical destaca el tema central con el que comenzaremos siempre la partida. “My Superstar” es una pieza interpretada por la vocalista Laura Närhi del grupo Kemopetrol que se identifica perfectamente con la historia de “Glimmerati”. Ya dentro de las carreras, se abandonarán los temas líricos para dar paso a varios cortes de toque electrónico llenos de ritmos frenéticos, los cuales terminarán cansando.

En esta ocasión todo la parte de sonido técnico no llega al nivel de otros títulos que podemos encontrar en el catalogo de esta consola. Todos los deportivos que conduzcamos durante la partida sonarán de forma muy parecida, tanto la maquinaria como los efectos de derrape y choques. Los personajes que nos encontremos, tanto del club Glimmerati como otros secundarios, no incluyen voces digitalizadas, por lo que pierde varios enteros respecto a otros productos.

Conclusión

“Glimmerati” es, sin duda, uno de los mejores juegos del catalogo de Nokia N-Gage. Su revisión del género de conducción, aunque a priori pudiera ser un inconveniente a la hora de adquirirlo, no deja mal sabor de boca a los aficionados. Asimismo, se convierte en un soplo de aire fresco de los que tan necesitada anda la portátil finlandesa. Por supuesto, el juego no es perfecto, achacándole falta de vehículos, pocos trazados y una mayor variedad de posibilidades a la hora de afrontar las misiones alternativas. Aun así, supera la media de horas de juego y permite conocer de primera mano (aunque sea de forma virtual) los personajes que pueblan ese pequeño mundillo de la jet-set.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s