ANÁLISIS: Tourist Trophy: The Real Riding Simulator (88)

Estándar

Quema el asfalto con Tourist Trophy.

The Real Riding Simulator

Por Julen Zaballa “Asadapi”.- Los aficionados a los juegos de velocidad tienen una nueva oportunidad de sentir toda la potencia del motor sobre las dos ruedas gracias al nuevo juego desarrollado por Polyphony Digital en exclusiva para Playstation 2. La empresa nipona, encargada de la saga “Gran Turismo”, ha querido ofrecer a los amantes de las motos una experiencia inolvidable tal y como lo fuera “GT4”.

Cómo no, quien ha llevado la batuta de este proyecto ha sido, ni más ni menos, que Takamasa Sichiwasa, quien había trabajado anteriormente con Kazunori Yamauchi, responsable de la franquicia de coches más famosa de Sony. La gran pasión que sienten estos dos hombres por el mundo del motor les lleva a realizar estas joyas dentro del género de conducción.

Jugabilidad

The Real Riding Simulator

Polyphony Digital ha reutilizado el motor del anterior éxito “Gran Turismo 4”. Pero en esta ocasión, en vez de conducir innumerables bólidos de cuatro ruedas, nos convertiremos en los nuevos jinetes del asfalto pudiendo llevar las motos más potentes de los últimos tiempos. Por supuesto, no sólo se ha modificado el apartado de vehículos, sino que también hay varios cambios sustanciosos en el motor físico, así como en los parámetros de conducción, ya que no es lo mismo la estabilidad de un coche que la potencia y la maniobrabilidad de las motos.

The Real Riding Simulator

La desarrolladora japonesa ha querido continuar con la estela marcada por la trayectoria de sus anteriores juegos, dejando de lado la conducción arcade de los títulos de Namco y su “MotoGP”, apostando así por la simulación más realista posible. De ahí viene su coletilla “The Real Riding Simulator”.

The Real Riding Simulator

Polyphony Digital ha realizado un estupendo trabajo en los 10 meses de producción de “Tourist Trophy”, aunque se le han quedado en el tintero ciertos aspectos que deberían pulirse. De todos modos, estamos ante uno de los títulos del mundo del motociclismo más completos que existe hasta la fecha, y que con el tiempo, podría desbancar al siempre todopoderoso “Moto GP”.

The Real Riding Simulator

Como bien dice su nombre, “Tourist Trophy” es un simulador hiperrealista del mundo de las motos. Desde un principio nos costará hacernos con el control de las maquinas, desesperándonos en una primera instancia. Por ello recomendamos comenzar la partida por el Modo “Tourist Trophy”, dejando de lado otras opciones como Arcade, donde competiremos contra cuatro adversarios por alzarnos en lo más alto del cajón.

The Real Riding Simulator

El Modo Tourist Trophy es lo que podríamos llamar “el corazón del juego”. A su vez, se encuentra dividido en varias secciones que desglosaremos en las siguientes líneas. Para los no-iniciados recomendamos encarecidamente pasar por la Autoescuela. Aquí podremos conseguir cuatro tipos de licencias diferentes que van de Novato a Experto. Cada opción estará acompañada por diez pruebas de conducción donde aprenderemos los movimientos más básicos a lomos de una moto. Todo lo que consigamos asimilar en la autoescuela podremos ponerlo en práctica en el Modo Desafío. En esta opción, será posible ganar nuevas motos si superamos los retos que se nos proponen. Básicamente competiremos contra otro piloto en una vuelta lanzada, en la que tendremos que rebasarlo y mantenernos al menos diez segundos delante de suyo. De este modo, conseguiremos desbloquear una de las más de 100 motos (cada una incluirá su descripción técnica, así como un texto histórico del modelo) que recogen lo mejor del presente y del pasado.

The Real Riding Simulator
The Real Riding Simulator

Asimismo, también encontramos la posibilidad de realizar Carreras en las que nos veremos envueltos en 22 competiciones con varias pruebas cada una. Para ello tendremos haber desbloqueado anteriormente algún modelo específico de moto para poder participar. Si nos alzamos con la victoria, no sólo conseguiremos desbloquear nuevas motos, sino también infinidad de complementos para nuestro piloto, como monos, cascos, botas y guantes. Las pruebas del Modo “Tourist Trophy” se completan con la posibilidad de rebajar nuestros mejores tiempos en los 37 circuitos de los que se compone el título. Cómo no, podremos pilotar en asfaltos míticos como Suzuka, Fuji Speedway, Nurburgrim, el conocido Circuito Ricardo Tormo de Valencia e incluso por las calles de algunas de las ciudades más famosas del mundo.

The Real Riding Simulator

Uno de los aspectos más cuidados en este título para Playstation 2 es la posibilidad de modificar todos los parámetros de nuestra máquina, como la suspensión, los frenos, neumáticos, escape y el tren de potencia. Igualmente, podemos mejorar nuestra capacidad de conducción gracias a la personalización de todos los aspectos de pilotaje: ángulos de balanceo de torso y cabeza, posición del asiento, deslizamiento lateral, inclinación del cuerpo y otras muchísimas opciones más. En un primer momento puede parecer una tontería, pero verdaderamente tiene gran repercusión a la hora de subirnos a la moto y lanzarnos a toda velocidad por los circuitos.

The Real Riding Simulator

The Real Riding Simulator

No podemos olvidarnos de la cantidad de licencias de las que dispone “Tourist Trophy”, no sólo en el ámbito de las maquinas que están disponibles (Honda, Yamaha, Aprilia, Kawasaki, Suzuki, Ducati, Triumph,…) sino también en las marcas de prendas existentes para el motor más prestigiosas del mundo: Arai, Shoei, Spidi, Taichi, Simpson,…

“Tourist Trophy” no escatima en realismo a la hora de ponernos encima de la moto. Si a primera vista existen diferencias visuales y sonoras dependiendo la maquina seleccionada, en carrera notaremos a la perfección el peso, la potencia y la resistencia al aire. Todo ello influye de forma directa en el manejo y en el comportamiento de la moto. El ejemplo más claro lo veremos a la hora de trazar las curvas. Algunas motos tumban más, frenan mejor o tienen mayor potencia de salida.

The Real Riding Simulator
The Real Riding Simulator

Pero desgraciadamente el título de Polyphony Digital dista de ser totalmente perfecto. Uno de los puntos negros del juego para Playstation 2 es la física de nuestro piloto a la hora de besar el suelo. En un juego en el que caerse de la máquina es demasiado normal, es inconcebible cómo está tan poco cuidado este aspecto. El piloto caerá siempre de la misma manera y totalmente rígido. La moto sí que terminará contra el asfalto de forma bastante realista, aunque jamás la veremos sufrir ni un sólo rasguño, tal y como ocurría en “Gran Turismo 4”. Por otro lado, durante las carreras sólo competiremos contra cuatro adversarios. Un número bastante ínfimo para un título que quiere convertirse en referente de los juegos de motor. A eso le tenemos que sumar que siempre comenzaremos las carreras en la última posición, mediante vuelta lanzada en lo que siempre se convertirá en una persecución en busca de la estela de nuestro contrincante.

The Real Riding Simulator

El aspecto multijugador se ha abandonado completamente permitiendo sólo partidas mediante pantalla partida. Si se disponen de dos Playstation 2, los jugadores podrán jugar uno contra otro en sus respectivos monitores.

Gráficos

The Real Riding Simulator

Sin duda, si algo tiene de espectacular “Tourist Trophy” es su excelente acabado gráfico. El modelado de las motos es increíble gracias al mayor número de polígonos utilizados respecto a los vehículos aparecidos en “Gran Turismo 4”. Podemos observar cómo se ha querido cuidar y mimar, con una espectacular capacidad de representación gráfica, todos y cada uno de los detalles de las máquinas disponibles. No sólo eso, sino que la integración piloto-máquina es de lo mejorcito que hemos visto últimamente.

The Real Riding Simulator

Cada una de las tres cámaras que podemos utilizar durante la partida guarda su pequeño secreto. Mediante el ángulo más alejado podremos observar cómo nuestro piloto no sólo se encargará de abrir gas durante la carrera, sino que también le veremos balancearse de lado a lado para trazar mejor las curvas. Todos los movimientos del cuerpo y de la moto están representados de forma suave y sin ninguna estridencia. Asimismo, veremos cómo cambia de marcha e imprime a la moto todo su potencial. Destacar la importancia de los gestos del tronco a la hora de entrar en las curvas, ya que de esta forma la máquina responderá mejor a la trazada, ganando valiosos segundos a la salida de las horquillas.

The Real Riding Simulator

La segunda cámara nos adentra en la propia máquina. Veremos con todo lujo de detalles el manillar de la moto. Cada una de las más de 100 motos contará con sus propio panel de mandos representados de forma casi perfecta. Del mismo modo, sentiremos todas las vibraciones del asfalto en el carenado de la máquina cuando vayamos a velocidades vertiginosas, y veremos cómo se clava el morro al frenar bruscamente a la hora de intentar trazar cualquier curva. Visualmente es la vista más espectacular del juego y la que recomendamos si se quiere emular la misma sensación que en la vida real. Finalmente tenemos la tercera visión, la cual no es más que la segunda cámara pero sin el manillar.

The Real Riding Simulator
The Real Riding Simulator

Los circuitos están recreados fielmente respecto a los originales, aunque no contienen tantos polígonos ni la calidad gráfica de las motos. Aún así, se mantiene un nivel muy alto de realismo respecto al conjunto del título, siendo el más claro ejemplo el circuito de Nueva York, que aunque es muy corto, refleja hasta donde puede llegar el nivel de detalle impuesto por Polyphony Digital.

The Real Riding Simulator

Donde nos quedaremos con la boca abierta será en el modo repetición. Un verdadero lujo para nuestros ojos, ya que podremos ver nuestras carreras con una definición y realismo verdaderamente pasmoso. Muchas veces ni nos creeremos que somos nosotros los que hemos realizado esos giros y esos adelantamientos. Representados de forma cinematográfica, con ángulos imposibles, buscando siempre la espectacularidad de las imágenes, nos parecerá, en multitud de ocasiones, que estamos viendo a nuestros héroes de la GP en la televisión.

The Real Riding Simulator

En ese sentido, es comprensible que la consola de Sony no pueda mover de forma fluida más de cuatro motocicletas a la vez durante las carreras. El detalle gráfico es intenso y muy cuidado, por lo que un mayor número de contrincantes podría haber afectado de forma negativa a la fluidez y la jugabilidad. También es una pena que la versión PAL de “Tourist Trophy” no contenga la posibilidad de jugar a 60Hz.

The Real Riding Simulator

Música & Sonido

The Real Riding Simulator

“Tourist Trophy” contiene una selección de 25 pistas de corte electrónico muy acorde con todo el aspecto sonoro de la saga “Gran Turismo”. Los menús y las opciones siempre irán acompañados de esta música incidental que en ningún momento sobresale del conjunto general. En las opciones podremos escuchar una a una las pistas de las que compone el juego sin que tengamos que ir navegando de menú en menú.

The Real Riding Simulator

Asimismo, existe la posibilidad de apagar la música durante las carreras para dejar paso a otro de los aspectos más cuidados del videojuego: el sonido. Todas las motos sonarán de forma distinta, lo cual significa que no nos encontraremos jamás dos sonidos iguales en distintos modelos de máquina. Por supuesto, existe una variante importante respecto a la potencia, tal y como ocurre en la realidad, y que aporta muchísima más profundidad al acabado final del juego.

The Real Riding Simulator

El viento cuando recorremos el asfalto a velocidades superiores a las 180 Km/h, las apuradas de frenada, los gritos de los aficionados que se han congregado para ver el espectáculo en los diferentes circuitos, el petardeo de nuestro tubo de escape en los túneles,… son pequeños detalles que consiguen que el jugador se sumerja de pleno en “Tourist Trophy: The Real Riding Simulator”.

The Real Riding Simulator

Conclusión

The Real Riding Simulator

Polyphony Digital ha querido con “Tourist Trophy” romper la hegemonía que Namco tiene actualmente en el género de conducción sobre dos ruedas. Y lo ha hecho como ellos bien saben, aprovechando todos los aspectos positivos de una exitosa saga como es “Gran Turismo” y trasladándolo al mundo del motociclismo. Finalmente, han conseguido un título muy prometedor, pero al que todavía le faltan por pulir ciertos aspectos importantes si quiere convertirse en un verdadero referente para los aficionados.

The Real Riding Simulator

De todos modos, “Tourist Trophy” ya está aquí y parece que tiene ganas de quedarse. El juego también sirve como una muy buena base de cara a posibles continuaciones, aunque de momento no se sabe nada al respecto. Por ello, “Tourist Trophy” es un juego más que recomendable para aquellos que quieran probar una nueva experiencia en el mundo de las dos ruedas. Eso sí, que se armen de paciencia, porque coger el truco a “Tourist Trophy: The Real Riding Simulator” no es tarea fácil.

The Real Riding Simulator

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s