ANÁLISIS: Smarties: Meltdown (53)

Estándar

¡Chocolatinas al poder!.

Meltdown

Por Julen Zaballa “Asadapi”.- No es la primera vez que las grandes marcas de comestibles se adentran en el mundo de los videojuegos para promocionar sus productos. Echando la vista atrás tenemos ejemplos clarísimos como “McDonald Land” (Commodore 64, Game Boy), “Fido Dido” (MegaDrive), “Pepsiman” (Playstation), “McDonald’s Treasure Land Adventure” (MegaDrive), o el rarísimo “Pepsi Attack” que Coca-Cola sacó a la venta en 1983 para Atari 2600.

Esta vez es Nestle, de la mano de Europress, quien nos trae para Playstation 2 “Smarties: Meltdown”. El malvado Dr. Soursweet ha invadido la factoría de Smarties que orbita alrededor de la Tierra. Mediante su ejército de esbirros, los Stroopers, ha conseguido parar la producción de estas grageas de cacao, dejando a los niños del Mundo sin su chocolatina preferida. Pero durante el ataque de las hordas enemigas, Azul, un valiente Smartie, ha conseguido escapar y su objetivo es liquidar uno a uno a los Stroopers y volver a reiniciar la producción de Smarties en la estación espacial.

Jugabilidad

Meltdown

Este es el punto de partida de un juego de plataformas en tres dimensiones dirigido especialmente a los más pequeños de la casa, no sólo por su planteamiento inicial, sino también por la curva de dificultad del título. Para poder superar las seis fases de las que se compone este videojuego desarrollado por Europress, Azul contará con una armadura especial que le dotará de brazos y piernas. De esta forma, podrá enfrentarse cara a cara y con sus propios puños a los malvados Stroopers.

Meltdown

La capacidad de la armadura viene representada en la parte inferior de la pantalla. A la derecha observaremos nuestro aguante ante los ataques de los Stroopers. Cuando la barra de colores desaparezca perderemos una vida. La única forma de recuperarnos será consiguiendo los pequeños medicpacks repartidos por cada nivel. De todos modos, cada cierto tiempo encontraremos un punto de reinicio que será el lugar de donde empecemos la partida en caso de ser eliminados. Al lado de nuestra capacidad de resistencia, encontramos el número de vidas u oportunidades de continuar con la aventura. Estas estarán representadas con un bote de energía que iremos encontrado por los pasillos de la estación espacial. También conseguiremos de forma gratuita nuevas vidas si rescatamos al menos 150 Smarties. Como se puede ver, el planteamiento nos recuerda enormemente a otros títulos más clásicos del género platafórmico.

Meltdown

Siguiendo con las capacidades de la armadura, en la parte izquierda de la pantalla observaremos la energía de la que disponemos. Representada también mediante colores se irá gastando cuando utilicemos los ataques a larga distancia como el Choco-rayo y el Termo-rayo. Según vayamos avanzando también encontraremos nuevas mejoras para el traje, como un escudo protector o unas turbo-zapatillas que nos permitirán escapar de nuestros enemigos.

Meltdown

Según vayamos utilizando estas habilidades iremos gastando la energía de nuestro traje, por lo que hay que saber administrarla bien para no encontrarnos en apuros. De todos modos, durante la aventura encontraremos por la estación espacial todo tipo de elementos como armarios o cápsulas metálicas, que al golpearlas, nos darán unos orbes luminosos que nos recargarán la energía de la armadura. También veremos en la estación espacial a los Chocobots, robots que trabajan en la factoría Smarties, los cuales al ser golpeados soltarán más orbes. Los Stroopers igualmente nos permitirán recargar la energía de nuestro exoesqueleto.

Meltdown

Nuestro protagonista de color azul dispone de varios movimientos que le ayudarán a la hora de afrontar los distintos retos del juego. Además de las habilidades especiales que le ofrece la armadura, Azul puede derrotar a sus rivales a puñetazos. Los enemigos representarán su capacidad de aguante mediante un símbolo situado encima de la cabeza. Según vayamos golpeándoles, el símbolo irá de color verde a negro hasta que desaparezca, eliminando al enemigo para siempre. Nuestro Smartie favorito también podrá escalar y agarrarse a las esquinas de los salientes.

Meltdown

Aunque el juego dispone de tres dificultades diferentes, donde la única diferencia reside en la cantidad de daño que recibimos por cada golpe, se han incluido pequeños puzzles. Estos básicamente se centrarán en alcanzar un interruptor que de acceso a nuestro protagonista hacia una nueva zona del mapeado. Para ello, Azul tiene la capacidad y la fuerza necesaria para mover contenedores de colores, que tras subirse a ellos le ayudarán a alcanzar las zonas menos accesibles. En general no son muy complicados, pero en algunas ocasiones pondrán en apuros a los aficionados al género.

Gráficos

Meltdown

Gráficamente “Smarties: Meltdown” no es ninguna maravilla. Los escenarios cuentan con un modelado bastante sencillo y de aspecto infantil, teniendo en cuenta para quien está dirigido el juego desarrollado por la empresa Europress. Asimismo, el nivel de detalle tampoco es que sea muy alto. La mayoría de los objetos son planos con un pequeño efecto de profundidad y sin ningún sistema de sombras avanzado. Lo mismo ocurre con la iluminación. Pequeños focos de luz intentarán ofrecer un poco más de calidad a un producto que se queda visualmente bastante alejado de otros juegos del mismo género. En este sentido, muchas veces parecerá que estamos ante un título que podría haber salido a la venta en consolas de la anterior generación.

Meltdown

El diseño de todos los personajes continúa con la misma dinámica de todo el conjunto. De todos modos, y dejando de lado el aspecto infantiloide del que está impregnado todo el juego, los movimientos de los personajes son bastante fluidos y bien definidos, gracias a que tampoco disponen de una gran variedad de ellos. Durante la partida, el juego estará aderezado con secuencias CG, sin despegarse de la tónica general de todo el producto.

Música & Sonido

Meltdown

La banda sonora del juego cumple a la perfección el cometido asignado para el producto. Sencilla y de corte electrónico, pero sin estridencias, las pistas acompañan sin problemas a nuestro protagonista por las distintas fases de las que se compone el título. No existe mucha variedad, aunque como la música pasa tan desapercibida, nunca se nos hará demasiado repetitiva.

Meltdown

Por su parte, es un detalle que este producto haya llegado a nuestro país totalmente localizado en perfecto castellano, tanto textos como voces. Por el camino escucharemos a los compañeros de Azul avisándonos de su posición y dándonos las gracias por haberles rescatados. Cómo no, nuestro protagonista también soltará alguna pequeña perla para alegrarnos el viaje. La voz original corre a cargo del presentador británico Dave Benson Phillips, quien ha trabajado en programas infantiles de la BBC y en Playhouse Disney.

Conclusión

Meltdown

“Smarties: Meltdown” es claramente un juego de inferior calidad respecto a los demás títulos del catalogo de Sony Playstation 2, que se centra descaradamente en un consumidor joven, con el único objetivo de poder afianzar un producto gracias a un nuevo método de merchandising. De aspecto simplón y con una dificultad bastante ajustada, el juego desarrollado por Europress no es más que un compendio de ideas de otros títulos del género, aderezado con un sistema sencillo e infantil.

Recomendado a los aficionados a este género, y cómo no, a los más pequeños de la casa, pues ellos serán los que mejor sepan disfrutar un juego que, los jugones más hardcore, jamás se atreverían a desprecintar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s