ANÁLISIS: Freshly Picked – Tingle’s Rosy Rupeeland (85)

Estándar

Rupias, rupiaaaaas, rupiaaaaaaaaaaaas!!!.

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

Por Julen Zaballa “Asadapi”.- ¿Quién iba a imaginar que el personaje más estrambótico de la saga Zelda tendría algún día su propio videojuego? No, no estamos hablando de Link (que de raro también tiene un rato), sino de Tingle, ese personaje vestido de verde aficionado a recopilar rupias y a dibujar mapas. Pues sí, porque “Freshly Picked – Tingle’s Rosy Rupeeland” (traducido al castellano como “Tingle el pimpollo y el vergel de Rupialandia”) va más allá de su horrible portada para adentrarnos en un juego que mezcla aventura y el arte del mercadeo. Comprar y vender será el pan de cada día con el objetivo de conseguir todas las rupias que podamos.

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

Ésta es la segunda vez que Nintendo otorga a un personaje secundario y obsesionado con el dinero el máximo protagonismo de un videojuego. Recordemos sino la “habilidad” de Wario a la hora de hacerse con todos los botines que encontraba en su camino. Su única motivación: acumular todas las riquezas del mundo para su disfrute personal. El caso de Tingle es muy parecido. En “Freshly Picked – Tingle’s Rosy Rupeeland” seremos testigos del origen de esta obsesión.

Todo comienza cuando un hombre de 35 años de edad, soltero y nada atractivo físicamente, se encuentra descansando en su casa. Una misteriosa voz le llama y le ordena que se acerque al estanque situado al lado de su hogar. Allí aparecerá el misterioso Don Rupia, quien le explicará que si tira las suficientes rupias al agua, surgirá una torre del suelo con la que podría llegar hasta Rupilandia, un paraíso inalcanzable donde jamás tendrá que trabajar y donde bellas mujeres pululan por doquier. Pero para ello deberá convertirse en Tingle y recopilar todas las rupias posibles, comprando y vendiendo objetos, adentrándose en peligrosas mazmorras llenas de enemigos y trampas, e incluso realizando algún que otro trabajito para los habitantes de Puerto Rupia.


Jugabilidad

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

Para ello moveremos a Tingle mediante la cruceta y los botones Y, X, A y B en el caso de que seamos zurdos. No obstante, usaremos el stylus y la pantalla táctil para seleccionar los objetos o hablar con los personajes controlados por la computadora. La máxima del juego es que “nadie da nada gratis”. Las rupias lo mueven todo, así que haz buen acopio de ellas porque las necesitarás para conseguir desde objetos hasta simple información. Si en un momento dado nos quedamos sin rupias la partida finalizará. ¡Así que ya ves lo importantes que son!. Para hacer que nuestra cuenta corriente siga engordando podremos luchar contra los enemigos que nos encontremos. Pero uno de los problemas con los que cuenta Tingle es que ¡es un pardillo en el combate!. Por lo que si nos enfrentamos directamente con los enemigos nos darán hasta en el carné de identidad.

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

Si no tenemos más remedio podremos enfrentarnos a los oponentes acercándonos directamente hacia ellos. En un momento dado aparecerá la típica nube de los dibujos animados para representar que nos estamos ‘dando de leches’ con el enemigo. Para motivar a nuestro amiguete golpearemos la nube con el lápiz táctil. Así le demostraremos que estamos con él ¡a tope!. Si salimos victoriosos los enemigos soltarán todo tipo de objetos desde rupias, carne, caparazones, huesos, pelo animal,… y un largo etcétera. Si vamos de duros, podremos enfrentarnos contra varios enemigos a la vez. Para ello, en el momento en el que aparezca la nube de combate la moveremos hasta un nuevo enemigo que se unirá a la pelea. Cuantos más incluyamos más objetos nos darán, si les ganamos, claro. También recibiremos muchos golpes que se traducirán en la perdida de rupias, y la cosa está muy malita como para ir haciendo el tonto. Por ello, podremos contratar (pagando, cómo no) a un escolta que repartirá a diestro y siniestro. Podemos ser un poco cerdos y dejar que haga todo el trabajo sucio mientras nosotros recopilamos los objetos que suelten los enemigos, o unirnos mano a mano para machacarlos. Sin embargo, estos escoltas tienen una vida limitada en forma de corazones, por lo que si los pierden todos romperán el contrato que los ata a nosotros y nuevamente, tendremos que aflojar la bolsa para que nos echen un cable. Los mercenarios vendrán representados por su capacidad de combate, por lo que a habilidades más altas mayor será su precio.

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

Con los objetos que obtengamos durante la aventura, tanto aquellos que encontremos en nuestro camino como los que logremos de los enemigos, podremos sacar un montón de rupias. Algunos tendremos la posibilidad venderlos directamente, pero otros podremos mezclarlos para conseguir nuevos. Para ello tendremos en casa una cocina con un puchero. Tenemos la posibilidad de seguir a rajatabla las recetas que vayamos adquiriendo para crear nuevos productos o ir a nuestro aire y preparar un mejunje mezclando productos sin ton ni son. Lo que cocinemos podremos almacenarlo en una cuba que a su vez distribuiremos en botes. Y esos botes los venderemos para sacar rupias o los utilizaremos durante los combates, como por ejemplo la ‘Tinglina’, una bebida para reponer fuerzas.

Pero muchas veces a la hora de vender o comprar estos productos, los personajes del juego no tienen un precio prefijado para cobrar o pagar. Ahí es donde entra nuestra capacidad de negociación. Si pedimos u ofrecemos poco nos montarán un buen cisco (a parte de quedarse con el dinero que les hemos ofrecido de buenas a primeras), hasta que encontremos una buena suma que satisfaga sus necesidades. Dependiendo de la cara que pongan sabremos si hemos ajustado la compra o si hemos sido unos pardillos.

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

Las rupias acumuladas tendremos que lanzarlas al estanque situado cerca de nuestra casa. ¿Con todo lo que nos ha costado guardarlas ahora tenemos que desperdiciarlas tirándolas a un charco mohoso? Pues sí. Porque ese sucio estanque de agua reposada es en realidad una imponente columna que nos llevará directamente a Rupialandia. Eso sí, para que crezca tendremos que darle de comer rupias. Al principio serán unas poquitas pero según vayamos avanzando en la historia nos pedirá más y más. De todos modos, hasta que llegue la columna más allá de las nubes, podremos aprovechar su altura con el objetivo de alcanzar nuevos lugares dentro del mundo de Tingle. Para ello, nos subiremos hasta lo más alto y nos lanzaremos ¡en globo!. Durante nuestro ‘periplo rupial’ visitaremos mazmorras al más puro estilo “The Legend of Zelda”, llenas de trampas y enemigos, así como pequeños puzzles y acertijos. En muchos de ellos tendremos que ‘soltar pasta’ para poder continuar (sic). Desgraciadamente el juego desarrollado por Vanpool no cuenta con opciones multijugador.

Gráficos

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

La primera impresión que da “Freshly Picked – Tingle’s Rosy Rupeeland” es de poder tratarse de un juego de Game Boy Advance. Sin embargo, esa apreciación inicial cambia poco a poco al descubrir que bajo su aspecto visual sencillo se encuentra un título trabajado y con muchísimos detalles. Elementos que no hubieran podido plasmarse con efectividad en la GBA de Nintendo.

De todos modos, podemos decir que no aprovecha todas las posibilidades técnicas de DS. Los escenarios realizados en 2D son sencillos y están cuidados, pero echamos de menos algún que otro elemento más. Todos ellos son muy coloristas, predominando el color verde (como las mallas de nuestro protagonista). No obstante el tamaño de los escenarios no es muy amplio, aunque si incluimos las mazmorras, así como lugares alternativos (un barco pirata), el juego gana en profundidad y en la cantidad de distancia que tendremos que recorrer para conseguir más rupias.

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

Los personajes que aparecen durante la partida están bien realizados, con buenas animaciones y destacando Tingle por encima de todos, con sus gestos disparatados y su estilo de vestir totalmente estrafalario. No podemos dejar de comentar positivamente la realización de las caras de todos los personajes no jugadores, así como la del propio protagonista. Todos ellos conforman un universo totalmente desenfadado que hará que soltemos de vez en cuando una sonora carcajada. Especialmente con el constructor de puentes. Simplemente brutal.

La cámara cambiará dependiendo de si nos encontramos en un pueblo o viajado por el universo de Tingle. Debido a ello, en el primer caso nos dará la impresión de estar ante un juego de plataformas mientras que el segundo nos recordará, en parte, a otros RPGs aparecidos en GBA y DS.

Música & Sonido

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

La banda sonora de “Freshly Picked – Tingle’s Rosy Rupeeland” mantiene un nivel bastante bueno durante la partida, aunque en el 70% del tiempo de juego no escuchemos ni un acorde. No obstante, seremos testigos de su sonoridad en ciertos puntos, como en Puerto Rupia, cuando nos toque entrar en las mazmorras y luchemos contra enemigos gigantescos o en una escena de enlace con la historia. Por otro lado, el juego cuenta con una gran variedad de efectos de sonido que le dotan de una gran personalidad y de profundidad ambiental exquisita. El sonido de un barco, una máquina de coser, las gaviotas, el piar de los pájaros, las pisadas sobre la arena, las voces de cada uno de los PNJs,… son sólo unos pocos ejemplos de la cantidad de FX incluidos.

Conclusión

Freshly Picked - Tingle's Rosy Rupeeland

“Freshly Picked – Tingle’s Rosy Rupeeland” es una agradable sorpresa para los usuarios de Nintendo DS. Los amantes de las aventuras y los juegos de rol encontrarán en éste juego desarrollado por Vanpool todo lo que siempre han buscado. Sin embargo, en general lo que lo hace diferente de otros productos es su hilarante humor, su estrambótico protagonista y todos los personajes que pululan por el universo de Tingle. Aunque no aprovecha todas las capacidades técnicas de la consola, el uso de la pantalla táctil es funcional y sencillo, llevándose a cabo como en las aventuras gráficas (tocar sobre el elemento con el que queremos interactuar). Además, el juego se antoja relativamente largo en el caso de una consola portátil, con una media de 15-20 horas, invitando además a la rejugabilidad. Sin duda un título que sorprenderá a muchos.

(Publicado: 09-10-2007)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s