ANÁLISIS: Sonic Rush Adventure (80)

Estándar

Sonic contraataca a toda velocidad en Nintendo DS.

Sonic Rush Adventure

Por Julen Zaballa “Asadapi”.- El erizo más rápido del mundo de los videojuegos vuelve de nuevo a Nintendo DS en una secuela directa de “Sonic Rush”, el primer título de la saga aparecido en la consola de doble pantalla. Ésta primera parte tuvo gran éxito frente a otros juegos protagonizados por Sonic en las consolas de la nueva generación, especialmente debido a que retomó el aspecto clásico de la serie original, incluyendo además jugosas novedades. En ésta segunda parte titulada “Sonic Rush Adventure” se retoman muchos de los detalles que ya pudimos ver en el episodio precedente. No obstante, no estamos ante un juego que repita lo que ya vivimos en esa ocasión, sino que los desarrolladores de Sega han buscado nuevas fórmulas para dotar al juego de novedades importantes centradas sobre todo en la utilización del stylus.

Sonic Rush Adventure

La historia comienza cuando Tails descubre en su radar una misteriosa señal de energía. Ni corto ni perezoso, el zorro de doble cola avisa a su buen amigo Sonic con el objetivo de investigar el origen de esa señal. Sin embargo, mientras sobrevuelan con una avioneta el océano, se desata una repentina tormenta. Uno de los rayos golpea de forma violenta contra la avioneta, por lo que Sonic y Tails se precipitan al vacío mientras son devorados por un gigantesco tornado. Al recuperar el conocimiento descubrirán que se encuentran en una isla desierta. Sin saber cómo volver de nuevo a casa, Sonic y Tails conocen a una inquieta mapache llamada Marine, quien les explica que se encuentran en Southern Island. A cambio de ayudarles a salir de allí, nuestro azulado protagonista y su amigo de dos colas tendrán que cumplir el sueño de Marine: tener un barco para que pueda visitar todas y cada una de las siete islas de las que se compone su mundo. Gracias a Tails “el manitas” rápidamente conseguirá un velero con el que navegará hasta la isla más cercana. Aún así, no podrá adentrarse en las aguas más profundas, por lo que exigirá una nueva embarcación. Tails no dispone de todo el material necesario por lo que Sonic tendrá que visitar los diferentes arrecifes en busca de materias primas. Pero los viajes del erizo por éste universo no serán un bonito paseo por el parque. La situación se complica cuando aparece en escena la gata Blaze, a la que ya tuvimos el placer de conocer en la primera parte de “Sonic Rush”. Al parecer, se encuentra detrás de unos malvados piratas comandados por el capitán Whisker, que buscan hacerse con un gran botín: las esmeraldas del Chaos y las Esmeraldas Sol. Sonic y Blaze unirán fuerzas para hacer frente a Whisker y a sus perros en una aventura que les llevará a recorrer a toda velocidad las siete islas; cada una con sus propias características, llenas de peligros y con enemigos acechando a cada paso.

Jugabilidad

Sonic Rush Adventure

A partir de éste punto nos encontramos con un juego de plataformas 2D muy similar a las primeras aventuras del erizo azul en las plataformas de 8 y 16 bits. El objetivo es claro y sencillo: recorrer a toda velocidad los escenarios mientras recogemos todos los anillos posibles y eliminamos a los enemigos que se ponen en nuestro camino. Para ello, viajaremos hasta siete islas diferentes con escenarios que abarcan elementos industriales y zonas húmedas, así como un mundo helado, una inexpugnable fortaleza y un islote donde crecen las setas más grandes del universo de Sonic. Los atolones se dividen en tres fases. Las dos primeras, tanto Sonic como Blaze tendrán que atravesarlas lo más rápido posible para conseguir los materiales necesarios y crear nuevos vehículos de transporte con los que poder acceder a las nuevas islas. Para ello podrán utilizar los diferentes elementos de los que se compone el escenario, como lianas, tubos, resortes, loopings de infarto… que ayudarán a nuestros personajes a alcanzar zonas ocultas hasta llegar al final del escenario.

Sonic Rush Adventure

Como no podía ser de otra forma, Sonic y Blaze cuentan con habilidades especiales que les ayudarán en el transcurso de su viaje. Como ya pudimos ver en la anterior entrega del juego, el erizo azul ha evolucionado técnicamente hasta el punto de contar con nuevas habilidades y movimientos. Sonic puede realizar un pequeño impulso durante el salto que le hará ganar varios metros y de esa forma alcanzar zonas de acceso limitado. Asimismo, dispone de un movimiento acelerado cuya duración dependerá de una barra situada en la parte izquierda de la pantalla táctil y que podremos utilizar en el momento de realizar un salto o cuando estamos quietos en el suelo. Todas estas habilidades nos servirán en la tercera fase de cada isla, donde nos veremos las caras con un poderoso enemigo final. Una de las características de estos monstruos es su gran tamaño, ya que la mayoría ocuparán las dos pantallas de nuestra consola portátil. Pero como bien reza el dicho “torres más altas han caído”, y Sonic se aprovechará de su gran tamaño para encontrar un punto débil. Tras golpearlo de forma insistente el enemigo será fácilmente derrotado.

Sonic Rush Adventure

Como ya hemos comentado unas líneas más arriba, cuanto mayor número de anillos consigamos y menos tiempo tardemos en pasarnos la fase, más cantidad de material conseguiremos. Sin embargo, uno de los aspectos que menos nos ha gustado es la obligación de tener que volver a realizar las fases ya completadas por no disponer del suficiente material para crear un nuevo vehículo. Desgraciadamente, estos son indispensables si queremos avanzar en la aventura y acceder a nuevas islas. A medida que obtengamos materiales Tails será capaz de construir hasta cuatro vehículos: ‘Wave Cyclone’ (una moto de agua), ‘Ocean Tornado’ (un barco velero cargado hasta los dientes de cañones y armas de fuego), ‘Aqua Blast’ (un aerodeslizador) y el submarino ‘Deep Typhoon’. Además, en el transcurso de estos viajes (que se realizarán marcando una línea en forma de ruta sobre el mapa) podremos encontrar nuevas islas ocultas llenas de peligros y sorpresas nada agradables.

La jugabilidad del título es impecable, dado que consigue las mismas sensaciones de los primeros juegos del erizo azul en las consolas de hace 10 años. La fluidez de todas las acciones y la velocidad, signos muy característicos de toda la saga, son recuperados a la perfección. A esto hay que añadir las nuevas habilidades de Sonic, que posibilitan nuevas oportunidades y un abanico de situaciones nuevas. Además, tenemos que añadir la posibilidad de poder jugar con Blaze, que aunque se parece mucho a Sonic en lo que a su manejo respecta, marca la diferencia y dota al juego de mayor diversidad.

Sonic Rush Adventure

“Sonic Rush Adventure” se une a los ya abundantes juegos de la portátil que disponen de opciones multijugador gracias a las características inalámbricas de la consola. Podremos jugar tanto con un solo cartucho (2 personas) mediante la opción Descarga DS como con el Juego inalámbrico DS (2 jugadores con 2 cartuchos). Éstas opciones nos darán pie a poder jugar en el modo Carrera (el primero que llegue a la meta gana), o a la modalidad Conseguir Rings, en la que aquel jugador que más anillos obtenga será el vencedor. Finalmente “Sonic Rush Adventure” dispone de un modo multijugador online llamado Batallas Wi-Fi desarrollado bajo el servicio Nintendo Wi-Fi Connection. Dentro de él será posible acceder a Grand Prix, donde competiremos contra un jugador mundial al azar, o a Partida amigo para enfrentaremos a un amigo registrado en nuestra consola. Todas estas opciones otorgan al título muchísimas horas de juego y diversión.

Gráficos

Sonic Rush Adventure

El aspecto gráfico de ésta segunda incursión de la mascota de Sega en Nintendo DS nos recuerda a los primeros juegos de la saga, ya que utiliza una vista tradicional en 2D. Todos los escenarios están muy bien realizados, contando con innumerables elementos y varias capas de profundidad. Todo se presenta, incluido el diseño de los enemigos, con un acabado bastante bueno acorde a las posibilidades de la consola. Como no podía ser de otra forma, Sonic y Blaze están modelados en 3D y consiguen integrarse estupendamente en el conjunto del juego. Todo éste acabado visual ayuda a la velocidad del juego, dado que en ningún caso habrá ralentizaciones o bajada de frames. Todo irá fluido. Incluso en algunos casos, cuando durante la partida pasemos de una vista 2D a 3D se llevará a cabo sin cortes y de forma muy integrada. Éstas escenas en 3D las encontraremos a modo de minijuego de habilidad dentro de una fase típica con sus loopings, anillos y resortes.

Entre fase y fase la historia se desarrolla mediante sencillas escenas conversacionales con imágenes estáticas de los personajes y cuadros de diálogo. Un método sencillo pero funcional también visto en otros juegos. Además, no podemos olvidar la parte más espectacular del juego: las fases en las que manejaremos los vehículos náuticos. Unas pantallas que mantienen un nivel muy aceptable en cuanto a gráficos 3D, pero que podrían haberse depurado un poco para llegar a lo visto en “Final Fantasy III”.

Música & Sonido

Sonic Rush Adventure

“Sonic Rush Adventure” cuenta con una decena de melodías muy pegadizas y con mucho ritmo que acompañarán a Sonic en todo momento. No llegan a la calidad de las canciones creadas por Masato Nakamura originariamente para el primer Sonic, pero destilan un toque clásico, siendo muy probable que terminemos tarareando alguna de las composiciones. Los efectos de sonido prácticamente son los mismos que los de la primera parte aparecida en Nintendo DS. Y estos a su vez, suenan a los míticos efectos de los primeros títulos de la saga. El sonido que aparecerá al recoger los anillos, cuando rebotemos, destruyamos a los enemigos, alcancemos la máxima velocidad,… todo nos resultará familiar.

Conclusión

Sonic Rush Adventure

“Sonic Rush Adventure” recupera la jugabilidad y las sensaciones de antaño frente a las incursiones de la mascota de Sega en las 3D. Los aficionados a las plataformas encontrarán un título al uso que se desmarca del estilo totalmente 3D adoptado por otros muchos productos del género. Aquí no tendremos ningún tipo de complicación a la hora de manejar a nuestro protagonista. Las misiones serán sencillas: acelerar a Sonic al máximo mientras atravesamos las pantallas en el menor tiempo posible, a la vez que recogemos anillos y destruimos a los enemigos que nos encontraremos en el camino. La sencillez llega incluso a su historia, dado que no presenta giros arguméntales ni profundidad en el desarrollo de los personajes (como es habitual en muchos juegos del erizo). La novedad más destacable es la incursión de cortas minifases durante la partida en los viajes que realicemos de isla a isla. Una excusa perfecta para poder dar rienda suelta al stylus y aprovechar las capacidades técnicas de la pantalla táctil. Sin duda, éste juego para Nintendo DS atraerá irremediablemente a los jugones más veteranos del género, puesto que recupera una jugabilidad que ya se estaba echando de menos.

(Publicado: 16-10-2007)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s