VÍDEO-ANÁLISIS: The House of the Dead: Overkill (8,1)

Estándar

Edición, Texto y Comentarios by Julen Zaballa “Asadapi”

Nintendo Wii, una consola ávida de juegos para más de 18 años, se ha hecho mayor y para muestra un botón: “Madworld”, “The Conduit” y el juego de cuyo análisis vais a poder ver a continuación: “The House of the Dead: Overkill”.

Y es que Sega ha querido entrar por la puerta grande con este spin-off de una de las sagas de la compañía del erizo azul más famosa de los salones recreativos.

Exclusivo para Wii, “The House of the Dead: Overkill” rompe con la atmósfera terrorífica que caracterizaba a los primeros cuatro títulos de la franquicia, llevando el juego al universo del subgénero cinematográfico Grindhouse, y en donde se dan cita la sangre acompañada de vísceras, sexo y el humor negro.

Con un guión sacado de películas como “Planet Terror” de Robert Rodríguez y diálogos del maestro Quentin Tarantino convertiremos nuestro mando de Wii en una imparable herramienta de volar cabezas de zombis.

Nos pondremos en la piel del Agente G e Isaac Washington, dos miembros de las organización AMS que deberán detener al malvado Papa Cesar causante de la horda de no muertos en Bayou City.

Para ello tendremos que ir abriéndonos paso a paso a lo largo siete misiones por distintos escenarios en este shooter en primera persona por raíles, llevándonos por delante a todos los zombies y dándoles lo que mas les gusta: una buena ración de plomo.

Tendremos disponibles un buen elenco de armas de fuego. Desde la pistola AMS con la que empezaremos el juego hasta una Mágnum, escopeta recortada, repetidora, semiautomática y fusil de asalto. Juguetitos que se podrán mejorar antes de cada misión gastando el dinero que vayamos recopilando.

A esto hay que sumar las granadas que encontraremos en los escenarios, un item con forma de ADN verde que nos realentizará el juego al estilo “tiempo bala” y los kits médicos tan necesarios como efectivas ante una multitud de no-muertos con hambre de cerebros.

Al final de cada pantalla nos tendremos que ver las caras con los jefes finales. Engendros mutados que intentarán ponernos las cosas difíciles. Algo que será prácticamente imposible gracias a la inusitada habilidad del Agente G e Isaac Washington de descargar toda su ira y frustración sobre los cuerpos putrefactos de los enemigos.

Desgraciadamente hemos notado caídas del framerate en el transcurso de las partidas, especialmente en situaciones en donde los zombies salen por todas partes y en un número muy elevado. También echamos de menos opciones como la de poder seleccionar el camino a elegir durante la fase, tal y como ocurría en las anteriores entregas de la saga.

No obstante, tras finalizar el modo historia se nos desbloqueará en modo “Versión del Director”, con secuencias de vídeo íntegras, escenarios más largos, una dificultad endiablada y un límite de cuatro continuaciones por partida. También incluye tres minijuegos “Vive y deja morir”, “Alegrame el día II” y “Apoyo a las víctimas” en los que pueden participar hasta cuatro jugadores en una misma consola y que otorgan una brizna de variedad al titulo.

“The House of the Dead: Overkill” cuenta con un aspecto visual retro de la década de los 80 con toda una serie de filtros con grano, cortes, empalmes, marcas,… de las antiguas películas norteamericanas de programa doble. Los escenarios están bien detallados, con un buen acabado y una carga de texturas completa aunque sin elementos interactivos que otorguen dinamismo y profundidad al juego.

Lamentablemente las secuencias de video generadas con el motor del juego desentonan el acabado final, con un modelado de los personajes correcto pero con una carga poligonal simple y animaciones bruscas y poco naturales.

Un aspecto que es compensado por la parte sonora, en donde el doblaje en ingles, aunque subtitulado al castellano, es sublime, lleno de comentarios políticamente incorrectos y un lenguaje burdo y soez. La selección de canciones nos recordará irremediablemente a Quentin Tarantino y su capacidad de mezclar una secuencia de zombis perdiendo sus brazos y piernas bajo una lluvia de balas a ritmo de surf rock.

“The House of the Dead: Overkill” es el juego que todos los usuarios de Wii estábamos esperando. Violento, cañero, vibrante, con un guión lleno de humor negro es una joya en el catálogo de la consola de Nintendo, que nos da la oportunidad de descargar toda la adrenalina acumulada tras una larga jornada de trabajo o estudios sobre los cuerpos putrefactos de los no-muertos.

Por todo ello, GameProTV otorga al juego una nota de 8,1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s