ANÁLISIS: Tank Battles (65)

Estándar

¡Listos para el combate!.

Tank Battles

Por Julen Zaballa “Asadapi.- ¿A qué chaval desde pequeño no le ha gustado conducir un tractor, manejar un tren, pilotar un caza de combate e incluso ponerse a los mandos de un poderoso tanque del ejercito? Algunos de esos niños ya han podido cumplir ese sueño gracias al Servicio Militar Obligatorio. El resto de los mortales tendremos que conformarnos con el nuevo título para Nintendo DS: “Tank Battles”. Una propuesta novedosa para la consola de doble pantalla, en la que nos enfundaremos el traje de conductor de carros de combate para hacer frente a un despiadado invasor. Un juego que aprovecha las funcionalidades táctiles, ofreciendo una jugabilidad sencilla e intuitiva con grandes dosis de arcade y pequeñas pinceladas de estrategia.

Tank Battles

El juego apareció en el mercado japonés en noviembre de 2006, bajo el nombre “Tank Beat”, de la mano de la desarrolladora nipona MileStone (no confundir con los creadores de “Screamer”, la saga “Superbikes” o “Evolution GT”), conocida por otros trabajos como “Karous”, “Chaos Field” y “Radirgy” dentro del género de los shoot´m up. Recientemente la compañía ha anunciado un pack con estos tres estupendos títulos para la Wii de Nintendo.

Jugabilidad

“Tank Battles” se aleja de otras propuestas bélicas como los juegos de PC “Steel Panters” o “Panzer General”, cuyo punto más fuerte es la estrategia pura y dura. El juego de Milestone se acerca más a títulos como “Panzer Elite Action” (PS2), “WWII: Tank Battles” (PS2), “Iron Warriors: T-72 Tank Commander” (PC), o “WWII Tank Commander” (PC), donde los máximos protagonistas son los tanques, así como su manejo en primera persona.

Tank Battles

Para ello nos enfundaremos el traje del joven recluta de la Guardia Real Vill Vitt Kaj, quien se verá sorprendido cuando realizaba prácticas con su tanque por la invasión del ejército de Kodussar, un país vecino. Vill quedará aislado del resto de sus compañeros, por lo que decidirá embarcarse en una aventura hasta la capital del país, Halund, donde se encuentran sus padres y amigos. Sin embargo, su periplo no estará exento de complicaciones, ya que el enemigo acechará desde cualquier esquina. Durante un enfrentamiento, Vill dará con el Ejército de Liberación de Aluzia, un pequeño grupo de rebeldes bajo el mando del capitán Eral Gazals. Allí conocerá a Remaj La Tigris, otra joven soldado con muy mala leche, los mecánicos Saeger Nersmon y Aiden Verge, así como Nicia Jojomar, quien nos informará de las nuevas situaciones, así como de las mejoras en nuestros equipos y tanques. Cada uno de los personajes tiene su propia historia personal que iremos desgranando misión tras misión. Eso sí, no nos esperemos grandes giros argumentales, aunque sí alguna sorpresa. Conoceremos a nuestros enemigos: a la hermana de Rem La Tigris, Lud La Tigris el azote de las fuerzas de Aluzia, que siempre está acompañada por otros dos tanques, así como al megalomaníaco comandante de Kodussar, Zariizen.

Tank Battles

La historia está dividida en 30 fases en la que los primeros niveles nos enseñarán los principios básicos del sistema de juego. Las acciones en “Tank Battles” se realizan principalmente en la pantalla táctil. Y todas ellas tendrán reflejo en la pantalla superior. Disponemos de un mapa donde vendrá reflejada nuestra posición en forma de punto azul, así como la de nuestros aliados (amarillo) y enemigos (rojo). Como todos sabemos, los carros de combate pueden mover la torreta independientemente del cuerpo y en “Tank Battles” no será menos. Para movernos por la pantalla el sistema es muy sencillo e intuitivo. Sólo tendremos que dibujar sobre el mapa un trazado. Automáticamente el tanque se moverá siguiendo la ruta marcada. No existe límite de movimientos, tal y como ocurre en otros juegos de temática parecida. La única limitación reside en la velocidad con la que nos trasladamos, ya que no será lo mismo pilotar un tanque ligero que uno pesado.

Tank Battles
Tank Battles
Tank Battles

Para mover la torreta y de esa forma nuestro ángulo de visión, aparecerá en el mapa un triangulo teniendo como origen nuestra posición, muy parecido a lo visto en el juego de Pyro Studios “Commandos: Behind the enemy lines” (PC) o “Metal Gear Solid” (PSX) de Konami. Para moverlo sólo tendremos que tocarlo con el stylus y arrastrarlo hacia la dirección que queramos. Este ángulo de visión detectará a los enemigos que se acerquen hasta nuestra posición y representará la distancia máxima de disparo de nuestro carro de combate. Para hacer uso de la potencia de combate de nuestro tanque primeramente deberemos pulsar el gatillo izquierdo de la Nintendo DS para cambiarlo a Modo Ataque. De esta forma, cada toque que hagamos sobre la pantalla táctil corresponderá a un disparo, pudiendo intercambiar rápidamente del Modo Ataque al Modo Movimiento, indistintamente, convirtiéndonos en un blanco móvil y dificultando un posible contraataque por parte del enemigo. La mayoría de los tanques disponibles –20 en total– cuentan con dos tipos de disparo: la ametralladora (daños leves pero con una carencia de tiro y tiempo de recarga alta), y los obuses (alta penetración en el blindaje enemigo pero con un tiempo de recarga bastante bajo). No todos los carros de combate estarán disponibles desde el principio, dado que comenzaremos la partida con un vehículo ligero armado con tan sólo una ametralladora antitanque para posteriormente conseguir nuevos carros más poderosos y con mayor nivel de potencia, defensa, velocidad y alcance.

Tank Battles

Pero durante las misiones no estaremos solos. Al unirnos al Ejército de Liberación de Aluzia comenzaremos a comandar varias unidades. Para ello tendremos a nuestra disposición una serie de órdenes muy sencillas que van desde perseguir y atacar agresivamente a los enemigos, hasta pedir que nos den apoyo y defender una zona en concreto. Pero si somos unos locos de la estrategia, incluso podremos marcar la ruta de nuestras unidades aliadas para realizar ciertos ataques sorpresa y llevar a nuestros enemigos hacia un callejón sin salida. Un botón amarillo situado en la pantalla táctil modificará nuestras órdenes, lo que a veces es demasiado engorroso, ya que para llegar a una en concreto debemos pasar por las otras tres. Y eso en una batalla puede costarnos más de una baja que no estaremos dispuestos a asumir. Además el enemigo es lo suficientemente listo como para ponernos las cosas complicadas en un momento dado, aunque sin llevar esta capacidad al extremo. Con un poco de práctica sabremos más o menos qué pautas siguen, si bien siempre nos puedan dar alguna sorpresa. En este sentido, cada partida que juguemos a “Tank Battles” no tendrá nada que ver con ninguna anterior, aumentando de esta forma la posibilidad de volver a jugar una vez hemos terminado la historia.

Tank Battles

Como bien hemos comentado al inicio del análisis, el juego dispone de 30 niveles o fases. Cada una de ellas tendrá un objetivo que cumplir que irá desde derrotar a todos los enemigos, escoltar camiones de suministros o defender una zona del mapa, hasta cubrir o cortar una huida, destruir un objetivo en concreto o conquistar una base enemiga, entre otras. Para superar el nivel contaremos con un tiempo límite que variará dependiendo de la misión que realicemos (como de media estará en los 10 minutos). Además de los objetivos a cumplir también existen condiciones de derrota que si se dan nos obligarán a reiniciar la pantalla. Pero si nos aburrimos del Modo Historia, siempre podremos acceder al Modo Batalla, donde competiremos hasta contra 4 amigos utilizando el sistema inalámbrico de Nintendo DS tanto con un ejemplar del juego (mediante Descarga DS), como con varias tarjetas. Asimismo, si disponemos de Internet en casa o de un punto de acceso compatible, podremos retar a nuestros amigos (previamente habremos tenido que insertar los Códigos Amigo) o desconocidos utilizando la Conexión Wi-Fi de Nintendo.

Gráficos

Tank Battles

El juego cuenta con dos partes visuales claramente diferenciables. La primera radica en todas las escenas entre misión y misión durante las cuales se desarrollará la historia de “Tank Battles”. El sistema se basa en el método habitual de las aventuras conversacionales tan típicas de Japón, donde los personajes cuentan con un brillante diseño manga que de forma estática van apareciendo en pantalla mientras que el texto de la conversación aparece en forma de subtítulos. Eso sí, sin ninguna voz. La segunda parte se centra principalmente en el transcurso de las misiones. Las 3D serán las protagonistas de este apartado, puesto que tanto los tanques como el entorno están realizados con esta técnica. Los carros de combate cuentan con un modelado cuidado con diferencias muy claras entre vehículos. Los escenarios son amplios pero limitados, a la vez de que pecan de ser demasiado vacíos, con contados elementos como árboles, bosques, edificios, muros, etc. Un detalle que nos ha gustado muy poco es el efecto del humo o de la tierra cuando un obús cae cerca de nosotros. Veremos claramente que es un cúmulo de píxeles de color marrón que se expanden de forma circular, lo que da una sensación de poco trabajo. Por lo demás, incluso con una decena de enemigos en pantalla el motor gráfico jamás se resentirá ni sufrirá ralentizaciones o bajadas de framerate. Todo irá sobre ruedas, lo que supone una experiencia de juego realmente buena.

Tank Battles
Tank Battles

Música & Sonido

Tank Battles

Milestone ha trabajado para dotar al juego de un aspecto sonoro moderno creando para la ocasión melodías electrónicas con gran carga de percusión y cuyo ejemplo más claro lo encontramos en el menú principal. No obstante, este tipo de melodías dejarán paso a otras composiciones algo más épicas, sin abandonar los sintetizadores y con un toque muchos más rockero. Eso sí, las canciones son tan cortas que al final terminan cayendo en una espiral de repetición sonora. De todos modos, acompañando a la banda sonora estarán las voces de nuestros compañeros del Ejército de Liberación de Aluzia quienes responderán a nuestras órdenes con unas breves frases de aceptación en inglés. Además, en muchísimas ocasiones, el ruido de los motores de los carros de combate, el sonido de la ametralladora escupiendo fuego sobre el enemigo, la explosión de un obús cerca de nuestra posición,… ayudarán a rebajar el dolor de cabeza producido por la machacona música.

Conclusión

Tank Battles

Si de algo no podemos quejarnos los usuarios de Nintendo DS es de la cantidad de juegos que tenemos hoy en día a la hora de poder seleccionar uno a nuestro gusto. “Tank Battles” se une a esta larga lista de posibilidades aportando, con este shooter basado en el universo de los tanques, frescura al catálogo de la consola de doble pantalla. Y lo hace de forma correcta, aunque algunos aspectos como el gráfico y el sonoro podrían haberse depurado un poco más. Sin embargo, el sistema de juego tan intuitivo y fácil de controlar ayudará a que el jugador se meta dentro de la historia, deseoso de seguir avanzando en la aventura de Vill Vitt Kaj y sus compañeros del Ejército de Liberación de Aluzia. El pasado 29 de noviembre Milestone ponía en las estanterías del país del sol naciente la segunda parte de “Tank Battles” con gráficos renovados, aunque manteniendo las características de su primer titulo. Esperemos que no se retrase tanto como el juego que tenemos entre manos y podamos disfrutarlo en nuestras Nintendo DS lo antes posible.

(Publicado: 04-01-2008)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s