ANÁLISIS: Final Fantasy Crystal Chronicles: My Life as a King (87)

Estándar

La Fantasía Final se juega en WiiWare.

Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King

Por Julen Zaballa “Asadapi.- Desde el comienzo del servicio de WiiWare en Japón el 25 de marzo de 2008 está disponible para su descarga uno de los juegos más atractivos del catálogo. Se trata de “Final Fantasy Crystal Chronicles: My Life as a King”, basado en una de las franquicias más conocidas de la desarrolladora Square Enix. Sin embargo, este titulo se aleja de los planteamientos RPG a los que nos tiene acostumbrados la compañía japonesa, y se adentra en el género de la simulación de gestión de ciudades, tal y como ocurre –salvando las distancias– con la serie Sim City.

Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King

La saga Crystal Chronicles es un spin-off de la saga Final Fantasy natural. El primer titulo de esta subsaga apareció el 8 de agosto de 2003 para la GameCube de Nintendo, y estuvo desarrollado por la second party de Square, The Game Designers Studio. En esta ocasión la serie nos llevó a un épico universo cubierto por un misterioso gas venenoso llamado Miasma. Sin embargo, el poder de unos enormes cristales mágicos protegían a los ciudadanos y gracias a ellos se podía vivir en grandes ciudades. Ahora el sistema de descargas WiiWare del Canal Tienda nos da la oportunidad una vez más, de disfrutar de este increíble mundo tras “Final Fantasy Crystal Chronicles: Ring of Fates” en la portátil de Nintendo y que pronto tendrá su continuidad en DS y Wii con el juego “Final Fantasy Crystal Chronicles: Echoes of Time”.

Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King

En “Final Fantasy Crystal Chronicles: My Life as a King” se nos cuenta que hace muchos años, el monarca Epitav tuvo que abandonar el reino que gobernaba por culpa de la Miasma. Pasaron los años y finalmente el Rey murió dejando a un único descendiente y sucesor: el joven príncipe Leo. Cuando fue lo suficientemente adulto, Leo decidió volver a la ciudad de Padarak que su difunto padre había dejado atrás con el objetivo de volver a levantar piedra a piedra el glorioso pasado del reino. El príncipe Leo no estará solo en esta aventura. Le acompañarán Chime, una hechicera que le mantendrá al día de todo lo que ocurra en el reino y que además, le ayudará a gestionar todos los recursos disponibles. También estará Hugh Yurg, el guardaespaldas real reconocido en todo el mundo por su arte con la espada y sus imbatibles técnicas de combate.


Jugabilidad

Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King

Para ir creando el reino, Leo hará uso del poder del Arkitek, un misterioso don otorgado por el cristal mágico que protege la ciudad. De esta forma, el joven monarca irá creando una ciudad a su antojo con casas, tiendas, tabernas, parques… todo a partir de sus recuerdos. Cada jornada tendrá una duración limitada que podrá variar de los cinco a los ocho dependiendo del nivel de felicidad de los habitantes de Padarak. El juego se desarrollará completamente en la ciudad. Aunque al comienzo de la partida nos parezca de tamaño relativamente medio o grande, tras varios paseos nos daremos cuenta que no es así, sino más bien pequeña. De todos modos, nos costará llenarla de vida creando los edificios necesarios para devolver al reino el resplandor de antaño.

Cada vez que usemos el poder del Arkitek veremos las construcciones creándose casi pieza por pieza en menos de 10 segundos.

Pero el poder del Arkitetk no es ilimitado sino que hace uso de una sustancia llamada Elementite y que solo se encuentra en las mazmorras y cavernas desperdigadas por el reino. Todas ellas están infestadas de enemigos y monstruos que no dudarán en acabar con la vida de cualquiera que les haga “una visita”. Leo no se ensuciará las manos para conseguir esta sustancia sino que enviará a un grupo de aventureros a “limpiar” las cavernas y recoger la tan deseada sustancia. Para ello, tendrá que contratar a los más valientes guerreros, ladrones, hechiceros y magos de la ciudad.

Mientras estos se enzarzan en cruentas batallas, el príncipe se dedicará a hablar con los ciudadanos para conocer sus necesidades y darles respuesta. De esta forma sabremos que es lo que echan de menos en la ciudad y podremos crearlo mediante el poder del Arkitek. Para ello Leo tendrá que construirles más viviendas, panaderías, tiendas, tabernas, posadas, escuelas de magia y un largo etcétera. Todos los edificios tendrán un coste fijo en Elementites, aunque las mejoras (opciones nuevas o más capacidad) llegarán de forma automática según vayamos avanzando en el juego. Su nivel de felicidad vendrá representada con una barra amarilla situada en la parte superior izquierda de la pantalla. Cuanto más alta sea, mayor será la repercusión en las arcas del reino ya que no tendrán ningún problema en pagar religiosamente sus impuestos.

Leo podrá invertir el dinero en investigar diversos tipos de armamento (espadas, dagas, cetros mágicos), protecciones (armaduras, capas mágicas, escudos), pociones curativas, habilidades especiales para los ladrones, nuevas técnicas de combate, hechizos más poderosos,… De esta forma, los aventureros podrán ir bien equipados para afrontar con garantías los peligros que acechan en las oscuras cavernas del reino. Según vayamos avanzando en la historia las armas se nos quedarán obsoletas. Para poder continuar las investigaciones necesitaremos un material o elementos específicos que se esconden en lo más profundo de las cavernas. Además, los enemigos que protegen este tipo de artefactos serán tan poderosos que en muchas ocasiones tendremos que modificar el grupo de aventureros para adaptarlos a la misión y al combate final. Si no lo hacemos volverán a casa derrotados el 100% de las veces, aunque sean los mejores guerreros del reino.

Eso si, en  “Final Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King” jamás seremos testigos directos de todo lo que ocurre en las mazmorras, ni tampoco participaremos directamente en los acontecimientos. Chime será la encargada cada mañana de desglosarnos las acciones realizadas por los aventureros de forma exhaustiva. Eso si, todas las mañanas Leo se encargará de colocar en el bando de la ciudad la misión que deben realizar en ese día los aventureros e incluso, asignar a los mejores. Misión tras misión, los personajes irán ganando puntos de experiencia y aumentarán su nivel y las características personales. Los más valientes que eliminen a los monstruos más poderosos serán recompensados con medallas que potenciarán sus habilidades básicas.

“Final Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King” es el primero titulo de WiiWare que incluye la opción Pay & Play con la que el usuario puede descargarse, mediante una micro transacción, más opciones para el juego. De esta forma, se podrán adquirir nuevas mazmorras, más edificios, razas, trajes para los personajes principales,… y que se van actualizando con el tiempo. El contenido adicional tendrá un coste que podrá variar entre los 100 puntos Wii a los 800.

“Final Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King” permite las tres opciones de manejo como son el mando de Wii junto al nunchuk, el mando clásico de Wii y el de Game Cube.

Gráficos

Si atendemos a su aspecto gráfico “Final Fantasy Cristal Chornicles: My Life as a King” sin duda es el ejemplo más claro del potencial que el servicio WiiWare puede dar a sus usuarios. El juego mantiene el mismo acabado visual que su antecesor. Los personajes recuperan el estilo Super Deformed que tanto caracteriza a esta sub saga. Su realización es prácticamente perfecta ya que tienen todo lujo de detalles, especialmente la ropa. Los movimientos de los tres personajes principales son fluidos y relativamente variados si se comparan con los habitantes de la ciudad de Paradak. La mayoría de gestos solo serán visibles en las cinemáticas del juego. Realizados con el motor del juego son el clímax de los que este titulo de Square-Enix puede ofrecer en WiiWare. Además su estilo cinematográfico nos convierte en testigos privilegiados de una historia convertida en leyenda.

Destacar el gran trabajo del artista Toshiyuki Itahana y de los programadores de Square-Enix que han sabido trasladar la buena labor realizada en papel a las 3D en la maquina de Nintendo. A esto hay que sumar el juego de luces y sombras, especialmente durante el transcurso de la jornada, ya que veremos cambios de iluminación dependiendo del momento del día en el que nos encontremos. Además todos los edificios ellos estarán creados con todo lujo de detalles y con un acabado visual impresionante.

Música & Sonido

Kumi Tanioka ha vuelto a colaborar una vez más con la desarrolladora japonesa, en un tándem que ya dura 10 años desde  “Chocobo’s Dungeon 2” (PSX) y convirtiéndose en la compositora oficial de esta sub saga de Final Fantasy. En esta ocasión Taioka nos deleita con una serie de melodías orquestales muy acorde con sus anteriores trabajos en la franquicia “Final Fantasy Cristal Chronicles”. En total son seis piezas de fractura épica-sinfónica que acompañarán en el día a día del príncipe Leo.

“Final Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King” recupera parte de los sonidos y efectos que tanto caracterizan a esta saga, lo que sin duda dejará un buen sabor de boca a sus aficionados. Desgraciadamente, como punto negativo, los personajes no contarán con voces y los diálogos, todos en inglés, irán en bocadillos dinámicos.

Conclusión

“Final Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King” es uno de los juegos de WiiWare más caros, ya que su coste es de 1.500 puntos Wii (alrededor de 15 euros). Además todos los textos en pantalla están en ingles y aquellos usuarios que tengan un nivel básico del idioma en ocasiones tendrán que hacer uso del diccionario para no perderse ni un ápice de la historia. Reconocemos que estos dos elementos pueden echar para atrás a muchos usuarios de Wii. Sin embargo, creemos que viendo hoy en día el catálogo de WiiWare, estamos ante uno de los mejores y más completos títulos.

El desarrollo del juego es ligero con jornadas de cinco a ocho minutos en las que tendremos total libertad para hacer lo que queramos, por lo que su nivel de rejugabilidad es alto. Eso si, en ocasiones “Final Fantasy Cristal Chronicles: My Life as a King” pude hacerse repetitivo si no sabemos como continuar la aventura. Visualmente precioso, ocupa 283 bloques de memoria de Wii. Verdaderamente es un juego más que recomendado en el que los aficionados a la gestión de ciudades y del universo Final Fantasy verán colmadas sus expectativas.

(Publicado: 16-10-2008)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s