VÍDEO-ANÁLISIS: Borderlands (8,5)

Estándar

Edición y Texto By Marmota
Voz by Asadapi

¿Qué ocurriría si juntases en un laboratorio a dos títulos tan dispares como Halo y Diablo? Según GearBox, el resultado sería Borderlands, un peculiar juego de acción en primera persona que combina aspectos de este género con el de los RPG. La pregunta sería: ¿dicho resultado es el hallazgo científico del siglo o una aberración de la naturaleza que nunca debió existir?

El guión no va mucho más allá de la premisa básica de “aventurero con ganas de meterse en líos busca tesoro legendario”, tan clásico en los relatos de fantasía o de piratas. Aparte de algunos diálogos puntuales con ciertos personajes o los mensajes telepáticos de una misteriosa mujer, no hay mucho en términos de historia. Por suerte, el principal atractivo de este juego no está en el guión, sino en la acción, lo cual no es extraño teniendo en cuenta que la forma de comunicación que practica la mayoría de habitantes de Pandora es el “dispara primero y remata después”.

El control bebe directamente de los juegos de acción en primera persona: puedes correr, disparar, lanzar granadas, saltar, agacharte, conducir vehículos y demás. Sin embargo, la mecánica será más parecida a los juegos de rol de patear mazmorras estilo Diablo. Eso significa ganar experiencia, cumplir misiones a mansalva y rapiñar todo lo que podamos. Encontraremos mejores escudos, modificaciones para las granadas y por supuesto armas, muchas armas.

El resultado de esta mezcla de géneros es una dinámica de juego en la que no sólo deberemos saber apuntar y disparar con precisión, sino también gestionar bien el abundante equipamiento de nuestro personaje y sus habilidades. Cada personaje posee un talento especial que obtiene al llegar al nivel 5 y que desbloquea un árbol de habilidades único. El cazador obtiene un águila como mascota que puede usar en combate; la sirena puede entrar en fase, lo que la hace invisible y más veloz; el soldado puede plantar una ametralladora automática portátil con escudos incorporados, y el Berseker estalla en una rabia asesina, en la que reparte leñazos como panes.

Todos estos elementos forman un explosivo cóctel de acción desenfrenada especialmente diseñado para hacernos volver a por más. Los combates serán frecuentes y emocionantes, gracias a una dificultad cuidadosamente ajustada para que el juego resulte un reto sin llegar a ser frustrante, siempre y cuando actúes con cuidado y no te lances a lo loco. De todas formas, la muerte no será más que un impedimento menor que nos transportará al punto de control más cercano y nos restará un porcentaje de nuestro dinero.

Con todo lo adictivo que es el modo de un solo jugador, la auténtica experiencia la proporciona el modo multijugador online. Hasta cuatro jugadores podrán unirse para explorar juntos Pandora, compartiendo los peligros y el botín. Jugar acompañado no hace que el viaje sea más fácil, sino mucho más divertido. Los enemigos se harán más fuertes cuantos más jugadores haya, lo que hará imprescindible la colaboración entre compañeros si no quieren gastarse un dineral en resucitaciones.

El punto negativo en este modo es la falta de un sistema de comercio entre jugadores. Así que cuidado con los compañeros gorrones que recogen todo lo que pueden del suelo, ya que el dinero se gana por igual pero la munición y el equipo no, aunque siempre te queda el recurso de resolver las disputas como hombres. Si te cansas de la gente con la que juegas online o no dispones de conexión a Internet, jugar a pantalla partida con un amigo es una buena opción, si no te importa perder perspectiva.

El aspecto gráfico del juego es tan peculiar como su jugabilidad. Personajes y fondos han sido renderizados usando la técnica de cell-shading, lo que unido al diseño caricaturesco da la sensación de ver unos dibujos animados. Sin embargo, eso no hace que algunos enemigos tengan un aspecto menos amenazador ni que el juego sea menos violento. Como punto negativo, decir que los gráficos entran por los ojos pero no son espectaculares e incluso pecan de falta de definición, con unos dientes de sierra aquí y allá.

En cuanto a la parte sonora, no hay nada demasiado destacable. La música ambienta de manera correcta nuestras excursiones por el planeta, en los momentos en los que nos escuchemos la melodía de destrucción de nuestras armas. El doblaje, como la música, es correcto y sin grandes alardes: sólo destacan la voz de los robots “Claptraps” y algunas perlas que suelta nuestro personaje de vez en cuando, que pueden ser bastante entretenidas.

Mezclando géneros y estilos, Borderlands es un juego que supera la suma de sus partes. Aquellos que busquen un título emocionante y duradero, verán cumplidas sus expectativas. Sus frenéticos combates, el alto grado de personalización de nuestro avatar y las cuatro clases de personajes lo convierten en una buena adquisición. Sin embargo, este título fue creado con vistas al modo cooperativo: aquellos que le dediquen suficiente tiempo, comprobarán que Borderlands es una compra obligada y una experiencia que tardarán en olvidar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s